¿Aceleración de la Transformación Digital o de la Digitalización?

La OMS ha estado evaluando este brote durante todo el día y estamos profundamente preocupados tanto por los niveles alarmantes de propagación y gravedad como por los niveles alarmantes de inacción. Por lo tanto, hemos evaluado que COVID-19 puede caracterizarse como una pandemia¨

El 11 de Marzo de 2020 comenzó lo que muchos han llamado una aceleración en la transformación o digitalización de los negocios.

El COVID 19 no solo puso en jaque nuestra salud sino los modelos y operaciones de los negocios. Aunque la transformación digital era un término que venía calando en la empresarialidad mundial, es cierto que la situación sanitaria, el confinamiento casi mundial a mediados de marzo 2020 nos obligaron a adelantar muchos de las estrategias y procesos que veníamos desarrollando, algunos de manera tímida, otros de forma más progresiva.

¿Aceleró el COVID-19 la Transformación Digital o la Digitalización?

Por su parte, la digitalización es la acción de pasar de un estado analógico a un estado digital, también apalancado en las tecnologías de la información y comunicaciones, pero más enfocado al mero enfoque en los procesos, pasar del papel al ordenador, a un sistema que genere data.

¿Dónde está la diferencia? En la estrategia, en los objetivos, en el proceso y tiempo mismo del cambio de paradigmas. Es aquí donde para mi se marca la diferencia, en el tiempo y la gestión del cambio.

La Transformación Digital está apalancado en un cambio de paradigmas, en un proceso primero individual y luego colectivo, donde entendemos las nuevas maneras de ser y hacer gracias a las ventajas y beneficios de la tecnología y el uso de la data que con ella se genera. Se trata más de una transformación humana, de convertirnos en un ¨ser digital¨.

En lo personal no creo que los primeros 60 días, con la urgencia de mantener las operativas y la caja de los negocios fluyendo, tuviésemos tiempo de plantear objetivos, estrategias y tácticas claras para una transformación. Sin embargo, sí creo que la digitalización de algunos procesos, y el pronto retorno de los beneficios que esto generó, nos abrió las puertas para plantear una clara transformación que en algunas organizaciones se ha venido trabajando desde entonces.

La digitalización ha supuesto cambios muy profundos en numerosas actividades y ha conducido a algunas empresas a replantearse su modelo de negocio. Pero el aspecto mas resaltante es el cambio de paradigma que se ha generado en las personas, y cómo esto ha impactado en la cultura organizacional.

Antes había mucha gente que era reacia a la tecnología, pero después de 60 días de confinamiento, el mundo ha acelerado el equivalente a seis años en digitalización.

afirma Nacho de Pinedo, cofundador y CEO de ISDI.

Pre-covid muchos utilizaban las herramientas digitales para comunicarse, comprar y realizar algunas actividades laborales. Post-covid, la mayoría de las empresas implementan estas tecnologías para incorporar procesos, mantener la operativa, ofrecer nuevos productos / servicios, dando como resultados un nuevo entorno digital con mejores resultados.

¿Qué cambió?

Yo resaltaría el entendimiento de la tecnología como una herramienta de valor, como una inversión y no como un gasto. 

Te puede costar más o menos, pero la tecnología está asociada a la necesidad y el perfil de los usuarios digitales es tan heterogéneo como las necesidades que te obligan a utilizar las herramientas y aplicaciones digitales.

Marc Cortés, profesor de marketing de ESADE.

El COVID-19 nos tomó por sorpresa, incluso a los más digitalizados, y nos obligó a ponernos las pilas. Avanzar en días lo que hubiésemos hecho en +3 años de planificación.

Hoy entendemos la importancia de estar conectados. Que la tecnología no se trata solo de ¨las nuevas generaciones¨ y que no nos va a sustituir, al contrario nos invita a ser mejores, a innovar e incluso tener mejor calidad de vida.

Para muchos líderes y miembros de los equipos esto ha sido una muestra en vivo y directo de las ventajas del correcto uso de las herramientas digitales. Lo que resultó además en un aumento de la productividad.

Nos permitió reconocer y reafirmar la importancia del acercamiento con el cliente. Se generó un cambio importante en los patrones de consumo, siendo la experiencia aún más relevante para la toma de decisión. 

También la continuidad al modelo de negocio y aumentar nuestra competitividad entre un 15% y 20%, especialmente para pequeños negocios con mayor flexibilidad para adaptarse.

¿Y España?

La crisis sanitaria tomó a Europa desprevenida y un grado de dependencia tecnológica de Asia y EE.UU importante. Especialmente para España, que abandonó la carrera e inversión en I+D luego de la crisis del 2008. 

Aún así, es el 2do país de la UE con mayor infraestructura en telecomunicaciones, teniendo la red de fibra óptica más extensa. Red que aguantó aumentos de pico de consumo de hasta un 80%. Y el uso del internet ha crecido un 7% hasta ocupar 79 horas de media a la semana en los últimos meses, el 47% de nuestro tiempo, revela un estudio de Nielsen y Dynata.

La restauración hoy usa códigos QR para evitar los menús y se ha generado un aumento de las reservas anticipadas por el control del aforo. Las ventas online aumentaron un 23% según CIS, incluidos el crecimiento acelerado de los delivery. 

Durante los meses de confinamiento en Madrid solo se veían en las calles personas en bicicleta o moto entregando comida.

Según, la escuela de negocios digital ISDI y la Asociación Española de Anunciantes (AEA) el teletrabajo es el cambio que señalan de forma contundente con un 75% que ya lo ha implementado y un 90,6% que espera que se mantenga en el futuro.

A pesar de esto, muchas empresas no aguantaron y no pudieron continuar operando. Muchos niños quedaron desconectados del sistema educativo y la avalancha de trámites online puso a prueba la red de administración pública, prueba que no superó.

Sin embargo hay optimismo en el ambiente. Para el 2021, según IDC, se espera que el 40% del PIB europeo esté digitalizado, esto en gran medida gracias al apoyo de inversión pública del Fondos Europeos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia donde se movilizarán más de 15.400 millones de euros.

Según el estudio de Perspectivas España  2021 de KPMG La digitalización será prioritaria en la estrategia de las empresas en 2021:

  • El 62% de las compañías incluye la transformación digital entre sus prioridades estratégicas.
  • El 68% afirma que la digitalización es uno de los principales retos que deberá afrontar en 2021.

Todo esto se suma a lo planteado en la Agenda España Digital 2025 y el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

¿Cuáles son los retos?

  • Internalizar y aceptar el cambio. Todo es distinto, el COVID 19 a muchos nos ha hecho reflexionar sobre el valor del tiempo, la salud, la manera de hacer las cosas e incluso de libertad.
  • Entender que es hora de la transformación. Tomas las lecciones aprendidas de la digitalización, lo que ha funcionado y lo que no, para establecer objetivos, estrategias y acciones que nos permitan generar ventajas competitivas usando la tecnología como herramienta.
  • Innovar, innovar e innovar. No se trata de hacer lo que ya hacíamos pero a través de Zoom o un ordenador. Es hacerlo distinto, entendiendo las nuevas dinámicas e integrando flexibilidad de horarios, espacios y cumplimiento de objetivos vs resultados.
  • Mejorar las políticas públicas y planes para la integración. Garantizar el uso del internet como un derecho universal y promover la integración y participación de todos los sectores para cerrar la brecha digital.
  • Formarnos para el cambio y las nuevas tecnologías. Las competencias digitales deben ser de capacitación obligatoria en los centros educativos y empresas.

¿Cómo afectó este cambio acelerado a tu negocio?

Me encantaría saber como puedo ayudarte llenando este formulario.

Por Karina Taboelle

Consultor en Transformación Digital con estudios de 4to nivel en Gestión de Proyectos. Con más de 8 años de experiencia acompañado emprendedores, empresarios y profesionales para el desarrollo estrategico e implementación de la transformación digital de las organizaciones y la creación y escalabilidad de nuevos negocios digitales.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *